jueves, 8 de enero de 2015

Charlie


1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy triste por lo sucedido, algunas de las victimas eran concocidos míos, uno un colega de trabajo.
No obstante, les convío a nunca fijarse solamente en las aprencias de los hechos. A mi parecer, lo que está pasando en Francia es mucho más complejo.
Sin más, cordial saludo de un investigador franés.